Bad Boys 3 (for life), una buena continuación de las andanzas de Mike y Marcus

El dúo de policías más canchero de Miami vuelve en la tercera entrega, más viejos pero no por eso menos graciosos.

Ahora con canas

Will y Martin volvieron a la pantalla grande con persecuciones, tiroteos, helicópteros y toda la bola. Después de 17 años los detectives más cancheros y graciosos de Maiameeeeeeee (diría el Comandante) regresan para combatir el crimen con sus divertidas discusiones de pareja. Esta vez no se trata de una contienda contra un narco sino de una guerra contra una “bruja” mexicana y su hijo.

Arrancamos en México (que siempre en las peliculas yankees le ponen el filtro amarillo choto ese) donde una mina se escapa de la cárcel con un plan exquisitamente planeado (ponele). Cuestión que la mina se toma el palo y al toque manda al hijo, que vive en Miami y es amigo de Nicky Jam, a matar a Robert Neville con una P90 que usa unas balas especiales hechas para que sean rastreadas, además mata a otros tipos que tuvieron que ver con la muerte de un narco mexicano esposo de la señora esta y padre del pibe.

A Smith lo internan y en 6 meses anda caminando de nuevo, a todo esto Lawrence cuelga los guantes y pasan un par de escenas graciosas de la vida de un jubilado en su casa. Pero no hay tiempo para eso porque hay un equipo de operaciones especiales comandado por el nuevo interés romántico de Will que trata de rastrear al hijo de la mexicana que sigue en la matanza de gente de la ley. Más o menos por esa parte, creo, matan al capitán de los muchachos que los acompañó en las otras dos películas por orden la la señora mexicana esa alegando que Smith tiene que sufrir antes de morir, ahí Martin vuelve de la jubilación y le dice al papá de Jaden que le va hacer la dos para encontrar al culpable.

Le dieron un papel a Nick Rivera Caminero que, cagate de risa es yankee, no boricua.

En una mano están en un boliche donde escuchan reggaeton en el cumpleaños de El Ganador y pasan a una persecución en moto, aparece el hijo de la mexicana, mata a Nicky y le dice a Will una frase que sólo él y la esposa del narco muerto hace 24 años saben.

Ahí el detective Spooner saca cuentas uniendo las muertes de los tipos esos, más la frase, más unas llamadas del celular de Jam y deduce que es la mexicana está, ahí nomás le cuenta al compañero y le dice que el flaco que está matando a todos y lo quiso matar a él es en realidad su hijo (un hermano más para Jaden, Willow y Trey).

Así que los dos compañeros de saga se van para México junto con el equipo especial éste que se encarga de conseguir los fierros para la contienda final.

Smith arregla encontrarse con la madre de su hijo para arreglar el tema de la manutención en un edificio abandonado y al toque arranca la hecatombe: tiros, explosiones, un helicóptero (que lo usaron 2 veces asi que lo alquilaron por semana) y la pelea entre Will y el hermano de Jaden.

Ya para terminar, la bruja devota de la Santa Muerte le mete un corchazo al hijo, que se interpuso entre la bala y Will, pero el nuevo affaire de Smith le descose a tiros. Los dos protagonistas salen del edificio ilesos y le salvan la vida al pibito malo, ahí Will le dice que no lo va a dejar tirado pero se tiene que aguantar el parche porque se mandó cualquiera.

Y bueno, la peli termina en una especie de fiesta porque al nuevo amorcito de Smith la ascienden a capitán y el tipo que no sabía que hacía Fred ahí promete cuidar por un finde completo al nieto de Martin (si, porque la hija de Lawrence tiene un pibe con Reggie y vos dirás ¿quién coño es Reggie?, bueno mira las otras). Ah y hay una escena después dónde se lo ve a Mike entrando a ver al hijo y le dice “te puedo acortar el tiempo en Canadá pero tenes que estar en la 4”.

El dúo dinámico de policías afroamericanos siguen fieles a su estilo de humor

Buena continuación, no mejor que sus predecesoras

Me gustó, ¿qué querés que te diga? Me entretuvo el humor de Martin Lawrence que la descosió toda con el tema de la edad. Buenas escenas de acción “posible” dentro de todo. Se les complicó a la hora de tratar de equilibrar el protagonismo de Smith, pero Lawrence le hace buen apoyo. Éste tipo de movies como la de Chakie con Chris o la de De Niro y Murphy son bien recibidas, algunas más que otras. La idea de dos negros que laburan para la ley pero rozan lo ilegal fue atractiva desde el principio. Ésta entrega me gustó pero no supera la primeras 2 películas. El plot del hijo me gustó aunque veía, por ahí cómo venía la mano, además después de ver la poronga que hizo el genio del “Aladdín del nuevo milenio” en Gemini Man con ésta cinta se redimió completamente dando a entender que fue una mala decisión aceptar hacer el papel de un tipo que pelea con su yo más joven. En fin ¿recomendable? sí, está piola. ¿La voy a volver a ver? seguro. ¿Siguen haciendo buena pareja? tienen mucha química y se nota.

Otra cosa, me gustaron las tomas y las secuencias de las persecuciones y tiroteos, buen laburo. La foto bastante bien, lástima el filtro feo ese que le ponen a México como para diferenciarlo de su país. Las actuaciones buenas, hubo lágrimas, risas y demás (el capitán fue el segundo mejor cómico después de Martin).

PD: ojalá no la caguen en una siguiente.

PD2: Nicky Jam no sabe actuar (haters a mí)

“Voy a penetrar su alma con mi corazón” una escena que me re copó (así que pongo captura)

Adiós, vaquero…

Deja una respuesta