(No bromees con El Bromas, para los que no saben inglés)

Premio Oscar a “Mejor Actor”: Joaquin Phoenix. Ahí está la película.

Joako estudió el “síndrome pseudobulbar”, rara enfermedad que provoca en quienes la padecen risa o llanto descontrolados y fuera de lugar.

A lo Jorge Pinarello

Arranca todo medio turbina aclarando que Arturo tiene problemas mentales y que ya apoyó la cabeza en las duras almohadas del manicomio. La psiquiatra que lo atiende como que no le da mucha bola (o eso es lo que él siente) y no tiene idea del monstruo que este tipo lleva adentro. Y ahí va él, con su vida remendada, para colmo tiene una “condición” neurológica que lo hace reírse (y mucho, y mal) cada vez que se pone nervioso o en los momentos más inoportunos.

La vieja (la madre) está senil y vive viendo un programa de entrevistas conducido por De Niro (o Pacino? no, De Niro), viven en un departamento bastante del bajo pero yankee y el prota labura vestido de payaso moviendo un cartel en la lleca, hasta que unos pibitos de m**rda se lo afanan y encima lo patean en el piso (no voy a hacer el chiste fácil de los rugbiers).

Pero no todo es sombrío en la vida de Arturito, tiene el sueño de ser un gran comediante-standapero como Luciano Mellera y dedica tiempo para conseguirlo. También está Dominó de Deadpool que acá hace del interés romántico de nuestro querido amigo.

Todo iba bien, o mas o menos hasta que un compañero de laburo le da un fierro para protección ignorando que no tiene los patitos en fila (incluso R2 le dice “mira que no tengo los patitos en fila”) y una vuelta volviendo de no me acuerdo donde unos muchachos lo empiezan a patear en el piso (de nuevo) y Arturito pela el fierro y les mete unos corchazos a dos de los tres y los mata al toque, el último zafa porque sale corriendo con un tiro en la gamba (creo) pero Joaquín lo alcanza y lo acribilla en unas escaleras. Después de cometer un homicidio múltiple se mete en un baño y empieza a bailar.

Una escena cargada de simbolismo y arte (el flaco se siente “libre” y le manda cumbia)

Más adelante todos en la ciudad se ponen medios loquillos por la situación socio-económica y se pone heavy el ambiente. Al Arturo lo fletan del laburo porque fue a un hospital de niños con el chumbo y su mamá le dice que en realidad es hijo de Tomasito Díaz, el papá de Bruno Díaz, el empleador de Alfredo y esposo de Marta. Al toque se va a ver que onda con el viejo y le dan una buena trompada en la ñata, ahí Tomás le dice que la madre lo adoptó y encima estaba de la gorra, Arturo no le cree pero va al loquero donde la vieja estuvo internada y descubre que en realidad era todo como el papá del murciélago le dijo: él es adoptado, su mamá lo re castigaba de chico (entre otras cosas) y tenía instalado en el cpu que Arti era el hijo de una aventura con su patrón, Tomás. Ah, a todo esto nuestro pobre tipo se encuentra con Bruno de pibe y le mete los dedos en la boca (alto asco esa parte), se pone de novio con Dominó y va a un bar y hace un show de stand up.

Bueno, cuestión que el prota llega a la casa y se encuentra con que se estaban llevando a la madre al hospital porque estaba más para el arpa que para la guitarra, en el hospital se le acercan dos milicos preguntando por los muertos del tren y El Chistes se hace el dolobu. En el hospital ve el show ese que veía con la vieja y De Niro muestra un video donde salía él haciendo stand up y como que se le burla. Joaquín ya sabe lo de la vieja, la ahoga con una almohada y le presenta al perrito de John Wick.

Sin nada que perder vuelve pa la casa y se mete al depto de la morocha y salta la ficha que la mina ni lo registra, que todas las escenas donde estaban juntas fue un delirio del pobre Arturo.

El día en que tenía que ir al programa de De Niro (sí, porque lo invitaron para cagársele de risa en la jeta) vienen a visitarlo dos muchachos del laburo por la muerte de su madre y en un saque con unas tijeras de las que usó Soraya en una escena una vez le hace una lobotomía frontal sin anestesia al compañero que le dió el fierro, el otro compañero (el enano, no, no Tyrion, otro) se toma el palo no sin antes hacer un chiste sobre la gente de media estatura.

La fase final de Arthur Fleck, consumido por su locura e instinto asesino.

Joaquin Phoenix ahora sí se transforma en la fase final del Joker SSJ Nivel Dios y arranca para el programa de De Niro dando unos lindos pero ridículos pasitos de baile en una escalera. En el camino lo persiguen los milicos pero una turba iracunda que iba a una manifestación en contra de la oligarquía gobernante los faja en el subte y no consiguen capturarlo.

Antes de que empiece el show Arturito le pide a De Niro que lo presente como “El Guasón” o “El Joker” o “El Bromas” o “El Coringa” (o como se le diga en el país de donde lean esto). El Joker entra a escena se chapa a una vieja y después confiesa haber matado a los flacos en el subte. De Niro se enoja y le pregunta por qué y el guasón se enoja y le dice “porque si, pintó, que se yo, ndeah” y arranca un monólogo sobre las clases sociales y el odio hacia la oligarquía para terminar dándole un buen headshot al suegro de Ben Stiller.

Cae la gorra y se lo llevan en un patrullero que choca y toda la gente lo saca de entre los fierros retorcidos, Joaquín se para, se pinta de nuevo la sonrisa con su propia sangre y hace unos pasitos que envidiaría hasta el mismo Chayanne. Ah, y entre todo este quilombo boletean a los viejos de Bruno.

La peli termina con una psiquiatra nueva entrevistando a “Feliz” en Arkham para que luego den a entender que la mató y que trata de escapar.

La caripela del Joker durante el discurso del clímax de la película. (vos sos alto gil, Murray…)

Opinión (Aclaro, opinión)

La película generó un hype terrible, todos los que nos enamoramos del Joker de Ledger miramos con cara de “no creo que lo supere” pero esto no es una competencia entre ellos, es más, a los estudios le recontra chupa un huevo y ganan guita con eso. Pero las expectativas eran muchas y la vara estaba alta desde mi punto de vista. Es una pieza muy sensible y muy abierta a la crítica (que si Arthur es bueno o malo, que si malo se nace o se hace, etc) pero eso no deja de demostrar que el film nos da un cachetazo en la cara sobre la situación de muchas personas, me refiero a la salud mental, en este caso. La peli está cargada de simbolismos que nacen de la idea de un hombre deslizándose hacia la locura, el baile en las escaleras es un ejemplo. 

El tiempo que se tomaron para mostrar al Joaquín corriendo todo el tiempo hasta la escena donde se despide de los milicos con una sonrisa en la cara, a mi parecer, deja entrever que él ya no necesita huir más, todos escapamos de algo, pero él no es más el acechado, ahora es el acechador.

Mucha pero mucha bajada de línea al “sistema capitalista opresor” que “crea” este tipo de monstruos y luego quiere deshacerse de ellos de la manera más rápida.

He leído que hasta tildaron a esta película de peligrosa debido a su mensaje porque justifica un hecho atroz como es el asesinato pero la película se estrenó hace un par y todavia no vi a nadie saliendo a matar ricos. La gente entiende cómo funciona el mundo, si matas vas preso compa, easy, no te sacan en hombros ni te idolatran ni usan máscaras en tu honor (a no ser que seas un hacker de Anonymous con la careta de V). Es una película, rara? tal vez, que incita al odio y a la violencia? no tanto, no somos hombres de las cavernas que replicamos todo lo que vemos.

Pero cambiando de tema, la actuación de J.P. genial, bien merecido el premio, por la dedicación y ganas que le puso al personaje. La foto? muy buena. El plot de la mina? Predecible hasta ahí. El plot del corchazo a De Niro? También hasta ahí (pasa que me spoilearon quince veces antes de que toque el suelo). Es una película de crítica social camuflada en orígenes de villano, pero el híbrido resultante es muy bueno. (Venom es una película de orígenes y listo, como para comparar).

La dirección de nuestro amigo Toddy fue buena, buenos planos, ratos de suspenso y demás artilugios para que el público sienta empatía con lo que pasa en la vida de R2. Es una pelìcula entretenida, por ahí densa en algunos momentos, pero cumple con su cometido: que todos saquemos al Bromas que tenemos escondido.

Aclaración: todos los “jokers” son únicos e irrepetibles, algunos sobresalen más que otros pero no hay que desprestigiar el trabajo de los actores por ahí por un mal laburo del guión.

Datito: El Joker, como personaje, fue el segundo en ganar dos Oscars interpretados por dos actores diferentes, Ledger y Phoenix, el primero fue Vito Corleone interpretado por Brando y De Niro.

Chaito!

Deja una respuesta