Con una simple explicación y una trama simple y lineal, Whannell trató de sorprender a los cinéfilos pero no lo consiguió (del todo).

La Ceci no aguanta la relación tóxica con su marido y se toma el palo una noche.

Una relación tóxica que va más allá

La peli arranca una noche en la que la Ceci planeó tomarse el buque de la casa de su marido, le manda un par de pastas y lo deja re dopado. Ahí aprovecha la jugada y borra las grabaciones de las cámaras de seguridad y par de cosas más que nos muestran para dar a entender que el flaco era un celoso enfermo. Ah y en una mano muestran que el tipo es un genio de la “óptica” (calculo que ingería óptica o algo así, porque no tiene pinta de que labure haciendo anteojos). Cuestión que la mina se escapa con ayuda de la hermana y se va a vivir a la casa de un milico negro y musculoso que vive con su hija. Un par de días después se aparece la hermana de la mina ésta y le cuenta que el ex se fue a tomar mate con John Coffey a propósito. Van a hablar con el hermano del suicida y les dice que le dejó un vagón de guita en herencia.

Pasa el tiempo y la mina siente una presencia extraña (para mi eran espíritus chocarreros) y el director enfoca todo el tiempo a la nada para darle sentido al título de la película. Y así pasa la mitad de la película y yo ya estaba por ponerme a mirar Dragon Ball pero le di una chance más. 

El no visible se toma todo tipo de molestias para joderle la vida a su ex (no lo que no dicen es que si ella lo bloqueó de las redes sociales)

Y ahí arrancó lo piola: el hombre invisible le hace un par de jugadas para aislarla de los demás: le cachetea a la hija del milico, le manda un mail a la hermana y la droga con las mismas pastillas que ella usó con él, incluso hasta llega a matar a la hermana cuando estaban cenando con la Ceci y le pone el cuchillo en la mano, por todo esto la mina termina en un psiquiátrico. Ahí aparece el ex-cuñado y le reconoce que el ex no está muerto y que quiere que vuelva con él para tener al bebé, ah, porque no te conté la mina está embarazada (ella tomaba, a escondidas, pastillas anticonceptivas y el loco se las cambió sin que ella se de cuenta). Entonces la mina le afana una lapicera al cuñado y a la noche amaga a cortarse las venas, el hombre invisible trata de evitarlo, ah, porque no te conté, ¿viste que el flaco era un capo de la “óptica”? bueno, diseñó y construyó un traje que te hace invisible como la capa de Harry. Cuestión que ella lo apuñala (a lo Jardani Jovanovic) con la misma lapicera con la que se trató de suicidar. La mina escapa de la celda, el que no se ve la sigue y mata un par de guardias, ella se escapa del hospital no sin antes recibir la amenaza del tipo éste que le dice que va a matar a la nena del negro.

Al toque la Ceci se afana un auto y llama al negro para avisarle, el hombre invisible llega a la casa de la piba y la va a matar pero aparece el negro y… el hombre invisible lo noquea al toque (¿pensaron que todo musculoso y policial lo iba a cagar a palos? No, el negro no hizo un carajo), ahí llega la mina, le hecha un poco de polvo matafuegos y le mete unos buenos corchazos, le saca la máscara del traje y resulta que era el hermano del ex.

El tío invisible se las arregla para joderle la vida a su ex sin ser percibido por ninguna otra persona.

Después la loca arregla con el ex de encontrarse para arreglar los tantos en la casa de él, (el negro se queda en un auto, con la luz de la cabina prendida, grabando la conversación y haciendo guardia), la mina se sienta a cenar y trata de hacerle declarar al tipo todo lo que hizo pero el flaco no se come ninguna y no es ningún pelotudo, así que la Ceci le dice que la aguante un toque así va al baño, pasan unos segundos (que en la peli calculo que fueron unos minutos) y el tipo agarra un cuchillo y se corta la garganta, la Ceci vuelve del biorsiy pega un grito, sale del rango de visión de la cámara que filma el comedor y le dice al tipo “te re cabió, gato” y fin. Entra el negro y la mina se toma el palo con otro traje que tenía el chabón, ah, porque no te dije: en un momento, antes de que la encerraran en el loquero, la mina va hasta la casa del ex y descubre uno de los trajes y lo esconde en un armario o algo así.

Tomas a la nada

Se me hizo densa de a momentos, dura dos horas pero parecen tres, lo mejor es el desenlace y como la mina le gana al ajedrez mental al flaco. Centrada en la violencia de género y el poder que muchos hombres imponen sobre sus parejas, la película deja un mensaje claro “mata a tu marido y hacé que parezca un suicidio porque si solamente te vas de tu casa y lo abandonás te va a hacer la vida imposible, ponete en pilla”. La actuación de la Ceci, creo que se llama Elizabeth, me gustó pero no tanto. Al milico afroamericano no sé para qué carajos lo metieron si al final no hizo nada más que recibir una buena lonjeada por parte del invisible.

Todavía no me queda claro en qué laburaba el chabón o por qué tenía un traje que te hace invisible, pero bueno, que se yo. La trama trata de tener un giro cuando se confirma que la mina está embarazada, sin náuseas y demás, pero embarazada al fin y cuando el hermano y abogado del malo revela que es terrible hijo de put* como el presunto difunto. Las tomas a la nada al principio de la película me parecieron innecesarias porque sabemos como se llama la película y sabemos que hay uno que no se ve, pero bueno, había que dejarlo bien en claro. Si me decís que a la película le pusieron, no sé, “jamás te librarás de mí” capaz que servía pero no, así que le saco un porotito por eso.

En líneas generales, medianamente buena, como para pasar el rato.

La actuación de Elizabeth Moss es lo mas rescatable de la peli, siendo que se centra cien por ciento en ella se lo curró bastante bien.

Sin otro motivo, saludo atte…

Deja una respuesta