La peli gallega, con el final inentendible para muchos, que critica el sistema. ¿En qué nivel estás?

Trimagasi le explica a Goreng cómo funciona el sistema de la extraña edición de GH mientras papea de lo lindo.

Prisión vertical

Imaginate estar en una habitación sin puertas ni ventana, tenes tu camita de cemento, un inodoro, un espejo (porque la imagen es importante), un compañero que puede ser buena onda o un terrible hijo de put*, un objeto a elección y un agujero en el medio de la recámara por donde baja la comida (no siempre), alto flash ¿no?. Bueno a un tal David Desola se le ocurrió y le dió el mando la de dirección a otro mencho llamado Galder Gaztelu-Urrutia. ¿El resultado? un thriller (no se si encaja ahí, pero se parece bastante) con los derechos comprados por Netflix que tuvo al mundo como loco.

La historieta arranca cuando Goreng (Burbuja) se despierta en una habitación de cemento con un agujero en el sopi y tiene de compañero a un viejito piola que se llama Trimagasi. El viejo le explica que están en una especie de cárcel vertical, donde las celdas están una abajo de la otra y se comunican solo por el agujero ese, agujero por donde baja y sube una plataforma con comida, el viejo le dice que están en el nivel 48 (número grande en la pared) siendo para él un buen nivel porque algo de comida llega. También Trimagasi le muestra un cuchillo flama (nunca se desafila, tevecompras todavía no lo tiene, ya llamé para preguntar) que le dejaron meter, ah porque al entrar al hoyo podes elegir un objeto, el prota decidió meter El Don Quijote, un libro. 

El jefe de cocina de la cárcel que lleva la batuta de las cosas que se ponen en la plataforma agradeciendo al cielo por ese gran postre. (Ni idea)

Como sea, el tema del hoyo es la comida, los que están en los niveles superiores comen re piola y los que están en los niveles inferior comen poco o ni siquiera comen. Otra cosa que te muestran es que si dejás algo de comida o bebida en la celda ésta se calienta como horno pizzero o se enfría como un freezer, o sea que tenés que comer y tomar mientras la plataforma está en el piso tuyo y nada más. 

El viejo cuenta que un mes le tocó estar en el nivel 132 (si, porque tenés que estar todo un mes en la celda hasta que te duermen con un gas y te cambian a otra). El tema es que un día los duermen y se despiertan en el nivel 171, el viejo garca lo maniató a Goreng a la cama con las sábanas y le dice que le va a empezar a comer pedazos de carne (pichón de Lecter) para poder sobrevivir.

Pasa como una semana (tiempo que le dió Trima para que el caracol se “purgara”) y le esta por cortar un pedazo cuando cae la china, ah porque no te conté: hay una china, o tailandesa o lo que sea, que va de nivel en nivel buscando a su hijo y matando al que se quiera propasar. Cuestión que la china le salva las papas al prota porque el cuando estaban en el nivel anterior y la quisieron violar unos flacos como que amagó a tirarse para salvarla.

Así el viejo de la obviedad muere, la china se toma el palo a seguir buscando y Goreng se empieza a alimentar del cadáver del difunto. Pasa el mes y nuestro querido amigo se despierta en el nivel 33 acompañado de una mujer (y su perro) que es la misma que le hizo la entrevista de ingreso al hoyo (si, el flaco entró voluntariamente a cambio de un pelpa). La mina le dice que hay 200 niveles, que si racionan toda la comida de la plataforma alcanza para todos cosa que al flaquito se le había ocurrido cuando estaba con el viejo pero el garca le dijo que los de abajo capaz hacían caso pero a los de arriba les chupa un huevo y medio, y cuando a los de abajo les toque estar arriba le iba a chupar un huevo y asi… todos se cagan en los demás, aprovechan a comer en los niveles que llega comida y después se comen entre ellos cuando están en los niveles bajos, corta la bocha.(Otra cosa, la mina tiene cáncer de mama y la china le mata el perro).

A todo este lío muestran unas escenas de lo que parece la cocina del hoyo donde el jefe de cocina los re caga a pedo a los chefs porque había un pelo en la comida.

Bueno, los 2 prisioneros más sensatos de la cárcel racionan la comida y les piden a los de abajo que hagan lo mismo, asi hasta que pasa 1 mes y Goreng despierta en el puto nivel 202 y encuentra a la mina ahorcada. Haciendo la gran Hannibal, como con el viejo, el prota se va papeando el cuerpo de la mujer hasta que llega el mes. Tengo que decir que el flaco empieza a flashar que el viejo y la mina se le aparecen y le hablan y eso pero no se desarrolla mucho más hasta el final.

Al mes siguiente se despierta en el nivel 6, (alto nivel, amigo) y está en compañía de un negro que tiene una soga y tiene la idea de llegar al nivel 0. En una mano tira la soga a los del nivel 5 y empieza a trepar pero uno se le caga en la cara y lo deja caer. Entonces Goreng calcula que debe haber como 250 niveles y planea con el negro bajar junto con la plataforma para asegurarse que todos coman.

Los compañeros de piso empiezan a bajar dándole una ración de comida a la gente hasta que llegan a un nivel donde ya no hay más comida en la plataforma, solo un postre que el negro defiende a capa y espada. Alto garrón es cuando llegan al nivel 333, el que parece el ùltimo, y Goreng ve a una pibita escondida (calculo que la hija de la china), le dan el postre del negro y después de discutir un toque deciden que la nena tiene que subir en la plataforma al nivel 0. La plataforma baja hasta el fondo, el prota se queda con su amigo imaginario Trimagasi y la pibita sube a las chapas en la plataforma porque “ella es el mensaje” (para mi entender es en un sentido simbólico, la pibita representa a la niñez, la niñez es pura e inocente, man, no está podrida como todos nosotros los adultos), el negro muere.

Trimagasi con el cuchillo re cheto que le dejaron meter leyéndole El Quijote a su caracol mientras espera que se “limpie” para empezar con el canibalismo (re enfermo eso, man).

A lo nuestro

Voy a empezar diciendo que la peli me gustó, la explicación y el desarrollo fueron muy bien llevados a cabo, ¿el final? medio raro, tardé en comprender el simbolismo. Al toque le saqué la ficha alegórica del sistema en el que vivimos. A los de arriba les chupa un soberano huevo los de abajo y a los de abajo lo mismo con los de más abajo.

El guión está bien escrito, buenos diálogos, lo único que me molesta es que los españoles por ahí hablan entre dientes y no les entiendo un carajo, bueno chistes simplones para romper una poco la craneadura (el del cuchillo es sublime, estallé). Escenas de gore y slasher delicadas no te llegan a perturbar del todo  pero te sorprenden y te dan cosita.

Las actuaciones pasables, no conozco mucho a los españoles que actúan pero el prota convence.

La dirección, buena, algunos planos raros y cosas por el estilo pero nada del otro mundo.

La peli logra mantenerte ahí esperando a ver en qué puto nivel se va a despertar el pobre pibe la próxima vez.

Por ahí quemaron al toque el tema del descenso y eso, capaz con 30 min más lo llevaban un poco más allá, pero no sé quién define eso.

En fin, la peli entretiene y deja una reflexión.

Nos vemos la próxima, obvio.

Deja una respuesta