La saga de Juancito Mecha tuvo gran impacto en el público de cine de acción convirtiéndose en un negocio muy lucrativo para los estudios que la llevaron a las salas.

Juanito se convirtió en un referente de las pelis de acción y violencia sin fin de los últimos tiempos

Ong Bak de la última década

Me gusta el cine de acción, de niñato flipaba con Rambo, tanto por las escenas de peleas coreografiadas como por las balaceras sin final de armas con municiones infinitas, me entretenía ver al pelado del transportador usando su kung fu contra los mafiosos (la escena del aceite es genial) o ver a John McClain re cagandose a tiros con terroristas rusos o alemanes o de donde mierda sean.

Esas películas tenían una trama (entre comillas) aceptable, al héroe se le presentaba un problema y con su ingenio y capacidad de combate lo resolvía hasta que llegó el perro de Juan, y es que así arranca la 1 de una de las sagas más lucrativas de los últimos tiempos con la muerte de un perro y el robo de un auto.

Todo arranca bien (o más o menos) en la vida de John, se le muere la mujer de cáncer o algo por el estilo y él vive su vida recortada (a lo NTVG), en su casa con paneles de vidrio, hasta que un día le llega por correo un cachorro que le dejó las esposa. Cuestión que John tiene un Mustang que quiere como a su vida. Pero un día Theon, le afana el auto y le mata el perro, ahí nos develan, en un diálogo impresionante (“no es el hombre de la bolsa, es a quien mandas a matar al hombre de la bolsa”), quién es en realidad Juancito: un sicario de alto nivel (top top top) que te puede matar con los 1276 objetos que hay en una habitación promedio, incluyendo la habitación en sí (chiste de Chuck reciclado). 

Y la 1 queda en eso, en un tipo que es el mejor de lo mejor en asesinar gente asesinando por venganza. Lo que hace no es el quid de la cuestión, sino el cómo lo hace, porque los que idearon la película dijeron “vamos a hacer una película de un tipo que por un motivo ridículo empiece a matar gente, pero lo importante no va a ser la cantidad que mate sino la calidad del cómo los mate” y así hicieron un Saitama de carne y hueso que acribilla gente a rolete.

Nadie mata más rápido que Jardani Jovonovich (menos los Yakuza que te matan 5 veces antes que toques el suelo)

La 1 termina cuando mata al Greyjoy que le afanó el auto y le mató al perro y al capo mafia del papá. La 2 arranca cuando recupera el auto (que en realidad no era el auto sino la foto en la guantera, bah, yo lo vi así) pero aparece un mafioso italiano a cobrarle un favor, ahora John tiene que viajar a Italia y matar a la hermana del mafioso éste. Y lo hace, la mata, Pero también mata al mafioso dentro del hotel ese de asesinos, cosa que estaba prohibida, así que se mete en un quilombo que se desarrolla en la 3.

La 3 retoma ni bien escapa del hotel y lo empiezan a seguir todos los asesinos del mundo, lo que deja muuuuchas escenas de peleas y tiroteos. Después John consigue hablar con el más capo de todos los capos y le propone que asesine al dueño del hotel (amigo de Keanu) a cambio de su vida. Al principio parece que lo va a boletear, pero al final no y a lo último (después de una batalla re cheta contra soldaditos blindados) el gerente del hotel amigo de Keanu, lo traiciona y lo hace caer desde un par de pisos. Ahí a Juancito lo rescatan gente de Morfeo (que no te dije que es algo así como un jefe de underground) y el dúo de Matrix, ahora con sed de venganza, se une dejando todo listo para la 4.

Los memes y comentarios sobre San Keanu inundan internet

A fin de cuentas

La de John Wick es una saga de acción pura y violencia sin remedio que roza lo gore (para mí) y lo exagerado, esa es la receta: violencia exagerada pero bien coreografiada. Juancito es un personaje mortal como todos nosotros pero lo hacen parecer a un Aquiles entre todos los griegos, a los ojos del público nadie le parte su mandarina en gajos pero vemos las películas esperando que se la den. 

Las películas son entretenidas, en todo momento se me escapó un “toma! le reventó la gorra” o un “no wacho! se la re aplicó” y cosas por el estilo. Cumplen su función: entretienen y llena cines, es más: cuadruplicó (y más) su presupuesto en cada entrega. Son películas para ver un sábado a la noche con amigos para cagarse de risa de como el tipo masacra gente pero nada más, no hay trama, no hay plot twist, etc. Es una saga de acción hecha y derecha, ahora preguntame ¿por qué me gusta Wick y no Expendables? Ni idea, Juanito me entretiene, Stallone y Cía me aburren, no sé que onda porque son “parecidas” a mi criterio, ambas son de acción pero no son iguales. Wick tiene una vueltita de rosca más: el tipo mata a un puto gigante con un libro, tiene una persecución a caballo (algo ridículo pero no sé porqué, está piola), entre otras cosas re falopa que terminan convirtiendo al film en una joyita del cine moderno.

Si no las vieron vayan ya y veanlas (haceme caso ñery) ¿voy a ver la 4? Respondo como Trimagasi, obvio, Keanu tiene mucho más para dar.

Ciao!

Deja una respuesta