gato de alicia en el país de las maravillas

“We are all mad here”

En la escuela y el jardín en nuestro primer día de clases nos hacía pararnos y decir nuestro nombre, también en los grupos de auto-ayuda, cuando caes en Canadá, para hacer algún trámite, etc.

Me presento soy Sebastián, tengo 30 años y me gusta el cine. No tengo un diploma enmarcado en oro colgado en una pared pintada con un color pastel, pero tengo sentido común, dedos y una PC. Me atrapó el séptimo arte desde que era un purrete, me acuerdo que mis viejos me compraron una colección de VHS de Disney y de más grande alquilábamos pelis todos los fines de semana. También vi un par de obras de teatro, pero el precio se fue a la mierda con el dólar y nunca más volví a ver una obra. Vivo en Berisso, capital provincial del inmigrante (ostentoso título) una ciudad cercana a La Plata, provincia de Buenos Aires, República Argentina.

La idea de publicar se instaló hace bastante, solo me faltaba el empujón que me dio mi amigo Juan (quien se encarga de la parte “técnica” de todo esto). Siempre comentamos las pelis que vemos con otro amigo, Tito, y me pareció hora de emplear inet para hacer algo más “productivo” que usar facebook y ver bloopers en youtube.

No me auto-denomino crítico en el sentido estricto de la palabra, ni mucho menos, como les dije no tengo bien en claros los conceptos del cine y tampoco quiero tal cosa porque sino sería como el chef que va a comer al carrito de chori del bosque, le buscaría la quinta pata al gato. Prefiero, en cambio, ponerme a ver la película y dejar que me sorprenda, ponerme en la piel del prota y ver qué onda.

El lenguaje que uso en mis reseñas es producto del “lunfardo” usado por varios estratos sociales que influyen en mí, sé que por ahí es algo que algunos no están acostumbrados a leer o escuchar, pero les aseguro que no es nada del otro mundo.

Siento que no tengo que dar explicaciones de lo que digo o lo que escribo porque disfrutamos de un país libre y cada cual puede dejar su opinión, algunos estarán de acuerdo y otros no, pero de eso se trata esto: los diferentes puntos de vista. No soy un conservador encerrado en una burbuja, así como yo critico el trabajo de los demás espero, y quiero, que se critique el mío, pero no porque algún pillo venga a bajarme la caña voy de dejar de hacer esto.

Dicho esto, espero sacarles una sonrisa y como dijo alguna vez el gato falopa de Alicia en el país “no estoy loco, mi realidad es diferente a la tuya…”

Sebastian F.
Crítico (ponele) de Cine