Una de suspenso, drama y ciencia ficción que me hizo perder 1 hora 40 de mi valioso tiempo (bueno, tampoco vale tanto). La verdad, Olga Kurylenko como actriz es muy buena modelo.

Olga se mete en la piel de “La Kate” y Kevin hace de «El Maty» en una película que empieza siendo buena los primeros (7 minutos) y termina siendo insufrible

La idea era buena, el desarrollo no

Viernes, día del trabajador: 10 de la noche y termino de cenar, le propongo una peli a mi señora, leemos la sinopsis de una y decimos: “hey, puede estar buena”. Así que nos disponemos a pegarle una mirada.

Arranca de la manera más cliché posible: una pareja se muda a una casa “maltratada” (hecha mierda, la verdad) en las afueras de una ciudad yankee y nos muestran una secuencia de “llegada a casa nueva”, donde los protas hasta juegan a la escondida. Pasa un rato y el marido de la Kate (que es igual a Federico Bal, creo que el actor se llama Kevin) descubre una habitación vacía cerrada con una llave especial. También muestran que Olga encuentra un pájaro muerto, lo saca al patio para enterrarlo pero de un momento para otro el ave desaparece (easter egg que saqué la 2da vez que la vi). Cuestión que el tipo es pintor y la mina traductora, por lo que dan a entender que no tienen tanta guita como los Caniggia; ah no te conté: cuando entran al cuarto (si, ése cuarto) la luz pega un bajón como en el barrio en verano, por lo que llaman a Edelap. El técnico de la empresa de luz revisa y en el sótano tienen alto quilombo de cables con una especie de condensador de flujos en el medio. Antes de tomarse el buque sin resolverles una mierda (pésimo servicio), el técnico le dice al tipo “che, acá, hace un par, asesinaron a un matrimonio… bueno… te dejo maquinar tranquilo, nos vemos…” y el Fede Bal de Hollywood busca en google y ve que, efectivamente, mataron a una pareja hace unos años. El asesino fue un tal John Doe (que sería como decirle acá en Argentina “Juan Pérez” a un tipo que no se le conoce el nombre) que ahora está internado en un loquero.

Cuestión que una noche, Fede estaba dibujando y tomando una botella de Brandy (a lo Dyango), se mete al cuarto y “desea” otra botella y puf! se corta la luz un toque y cuando vuelve hay otra botella en el medio del cuarto.

Así pasa la noche, y cuando Olguita se levanta al otro día, va al cuarto y el flaco había estado toda la noche pidiendo cuadros re caros y cosas por el estilo. La mujer le dice “chamuyo! esto lo sacaste algún lado” y el flaco le dice “no, es posta, pedí algo…”, y la mina pide guita y puf! aparece.

Acá voy a hacer un paréntesis: ponele que descubrís una habitación que te hace real todo lo que deseas ¿no vas a pedir guita al toque? tuviste toda una noche deseando pelotudeces ¿nunca se te cruzó pedir el sueldo de Bill Gates? cualquier persona que no sea Mark Zuckerberg pediría guita, es lo más obvio compa, y el flaco dice “no se me había ocurrido”. Cualquiera.

Olga y Fede descubren una habitación que les va a cambiar la vida

Pero sigamos, los chiquis se pasan una secuencia pidiendo y pidiendo cosas: guita, más guita, caviar, diamantes, ropa, más guita, champú del caro, etc. Hasta que la mina dice “che, como será que funciona el coso éste?”, “ni idea, funciona y punto” dice el flaco y siguen disfrutando de la enjundia.

Después de un par de días, el Fede le prepara una sorpresa a la Kate y le muestra un cuarto de bebé, ella se re calienta y le dice “ya perdí 2 embarazos, no quiero perder otro” y el flaco le dice “probemos una vez más, dale, ponele onda”. La mina se va de la discusión a fumarse un pucho re turbada y el flaco se va a dar un paseo.

Acá voy a hacer otro paréntesis: ¿esa es la mejor forma de introducir el problema de tener un pibe que se les ocurrió a los guionistas? ¿de un momento para otro? Malísimo, si hubieran aclarado desde un primer momento el problema que tuvo la pareja para quedar embarazados hubiera tenido más sentido, pero no, lo metieron de una escena a la otra. Es fácil criticar y no tener nada mejor que ofrecer, por eso digo que a mi me hubiera cerrado más la trama si… no sé… la pareja llegaba a la casa buscando cambiar de aire después de perder el 2do embarazo o algo así, que se yo, pero bueno, ya fue.

Volviendo, el flaco se va a dar un vueltín y cuando vuelve: paf! la mina se encargó un pibito en la habitación. Ahí tienen una discusión de si se quedan el bebé o no y parece que lo van a hacer desaparecer en el cuarto pero al final no, se lo quedan. A Fede le queda haciendo ruido lo del bebé y busca, ahora sí (sí, de pronto al hijo de Carmen Barbieri se le dió por saber sobre el cuarto), más a fondo en google, y descubre que Juan Pérez mató a la pareja alegando que “el cuarto lo obligó a hacerlo” (a esta altura de la película era más que obvio que Juan era un bebé encargado por la pareja anterior) así que el prota va a visitarlo hasta el loquero. Ahí tiene una charla con el loco éste y le dice que si lo está disfrutando y bla, bla, bla pero que todo tiene un precio. 

Así Fede vuelve para la casa y en una para a cargar nafta y cuando va a sacar los billetes para pagar tiene solo polvo en los bolsillos, ah porque no te conté, antes de salir para el loquero agarra un par de billetes del montón que le había pedido al cuarto.

Entonces el prota vuelve para la casa, pone un cuadro de los que pidió en el cuarto en el límite de la puerta y con un poco de vfx una parte de Van Gogh se hace ceniza (ahí me cayó la ficha del pajarito del principio, al toque perro). Ahí la Kate agarra y le dice que va a salir con el bepi a tomar aire, y Fede le dice “no te conviene, yo sé por qué te lo digo” pero la mamá nueva sale igual y el bebé crece como 7 años en un ratito, confirmando la sospecha obvia que Juan Pérez es hijo del cuarto.

Ahí discuten un poco, después el flaco se aísla en su atelier y hace dibujos raros en el piso y en las paredes (que algo deben significar pero la película a esa altura era tan pedorra, que no me dio ganas de averiguar) y la mina alfabetiza al borrego que tiene obvios problemas de conducta (cosa más que obvia porque su padre está del tomate, nunca salió de su casa y todas las cosas las consigue mágicamente). Bueno, cuestión que pasan los días y hay una especie de clima de mierda intrafamiliar en la casa de los deseos. Hasta que un día el pibe entra al cuarto y pide un bosque completo, sí: un puto bosque con árboles, sol, pasto, nieve, etc. ahora el cuarto es el bosque de Blair en versión light. Ahí Fede se re emputa y lo saca al pendejo a los tirones y la mina lo defiende y discuten y Bal le dice “es un nene, puede pedir un dragón o que reviva Hitler, no se, nos va a hacer cagar fuego a todos”. Después llama el loco Juan y atiende el pibito, Fede agarra el tubo y le dice “no rompas las bolas” y el loco le dice “para que el pibe viva tiene que morir la madre, como dijo Nietzsche” (los de la película: vamos a meter a Nietzsche para que el filme quede intelectual), y la Kate escucha la conver y se pone re mal, se sube al auto y amaga a matarse pero no. A todo esto Fede le dice la verdad al pibito y lo desafía a que salga de la casa pero el pendejo arruga.

La Kate vuelve y garcha con Fede y el pibito mira todo el coito (trauma en 3, 2, 1…). Y a lo mente criminal, a la noche les afana las llaves de la puerta y sale, se hace mayor de edad (porque quedaba feo pegarle a un pibito) y se agarra a las piñas con Fede, le dan un empujón a la Olga y la señora se desmaya.

El condensador de flujos de Emmett Brown es el responsable de la magia dentro de la casa de los deseos

La madre del año se despierta en la casa y Fede le dice que mató al borrego que ya era mayor y que se van a quedar a vivir en la casa. (Acá te hago perder…) Fede se despierta en la casa y no están ni Olga ni el borrego que ya es mayor. Olga y Fede almuerzan y el hijo de Bal corta la salchicha con el tenedor y se le llena la barba de puré. Fede ve que la puerta del cuarto está cerrada desde dentro y sí, el Fede que está con la Olga es en realidad el pendejo, todo se termina de cerrar cuando el pendejo hijo postizo de Fede, que parece Fede, le toca las gomas a la Kate y le dice “vi cómo garchaban y se que te va a gustar”. A todo esto, Fede (el real, bebesita, brrrrrr) entra al cuarto que ahora es un bosque y corre hasta la casa. Dentro de la casa el Fede falso se viola a su mamá (re hardcore la escena) pero se frena cuando escucha a Fede entrar por la ventana de la cocina, entonces la Kate aprovecha y se va a esconder pero se encuentra con Fede que le dice “vamos, tomémonos el palo” pero aparece Fede y le dice “yo soy el posta” y la mina no sabe que Fede es Fede porque Fede le dice un apodo boludo que solo conoce ella, pero Fede se lo repite, así que se va con Fede hasta el borde de las escaleras y ahí lo llama por su nombre de bebé y Fede se da vuelta y la Kate lo empuja por las escalera y Fede, el falso Fede, se desmaya (uh, que quilombo).

Ahí Olga y Fede (el posta, ahora sí) van a salir de la casa que está adentro del cuarto de la casa en el mundo real pero el pibe, le pide al cuarto que llene la casa de escaleras y habitaciones y que se yo (todo muy irreal), y como que nunca terminan de llegar a la puerta. Ahí a Fede se le ocurre una idea: desea clones parados en la puerta mientras ellos se escapan, cuestión que el pibe se come el chamuyo y asesina a puñaladas a Fede clon falso y al toque ve que los verdaderos pasan por delante de la casa (eso lo hicieron para demostrar que eran clones, porque sino no se entendía, pero yo te lo conté antes, no sé, manejalo…).

La pareja sale del cuarto a la casa real y llegan hasta la puerta real que da al mundo real y el pibe los sigue, entonces ahí el pibe le tira un tacle a Fede y salen de la casa y bueno, el pibe se hace viejo, porque la madre no le abre la puerta para que entre (y todos lloran porque lo dejó re tirado), y después polvo y chau. 

Fin.

Ah no, pará, porque para dejar el final abierto, muestran que un mes después la pareja feliz está en un hotel y la mina tiene un test de embarazo en la mano y si, le pegaste, está embarazada y no sabemos de qué Fede.

En esta escena: si te fijás bien, en la puerta está Fede mirando como todo se está por ir a la mierda

Hay algo que nunca podrán tener: un dinosaurio

La película es pésima, la vi dos veces para hacer un resumen bien piola. La primera vez la vi en tres partes (sí, dura 100 minutos y la vi en tres veces porque me pareció una cagada), la segunda vez la vi con mi señora (si, te mentí al principio en la intro, ¿y?) y solo sirvió para afirmar lo que yo tenía en mente: es una cagada.

Primero: la actuación de la mina, muy sobreactuado todo, malísimo.

Segundo: la presentación del verdadero nudo de la historia, el embarazo. Pero para eso hice el paréntesis anterior.

Tercero: al principio pueden pedir cosas “materiales”, después piden un pibe, después se piden un puto bosque y más tarde la apariencia de otra persona! La puta madre! Explicá eso desde el principio, que no solo podes pedir algo material sino también ideal! La reacción de mi señora y la mía fue: nah, cualquiera… malísimo…

Cuarto: Fede hace 2 búsquedas en Google sobre los asesinatos en la casa, o sea: ¿te dicen que hubo un asesinato y la primera vez buscás así por arriba y después, en una segunda búsqueda, descubrís algo que es esencial para la trama? Mmmmmmm… menos creíble que la inocencia de Barreda.

Para darle un porotito me gustó la actuación de Fede y el easter egg del pájaro. Nada más.

¿Se las recomiendo? SEEEEEEE… vayan (ya!) y veanla para ver si compartimos mi desazón.

Hasta la próxima, my lovers…

Deja una respuesta